Respeto

Tratar al otro como a uno de los tuyos es el primer signo de respeto, reconocerle como parte de tu grupo. Eso ocurrió ayer- al contrario que otros años- en la gala de los Goya. Casi todos los premiados hicieron mención de sus competidores en cada categoría- seguro que había circular- identificándolos como parte de un conjunto, como profesionales todos de lo que se viene a llamar el cine español. Esto es muy positivo, porque la identificación mutua también es el primer síntoma de la existencia de un grupo: te menciono, te reconozco, luego existimos. Si no se saludan por la calle después nos la trae al pairo; pero al menos hagan sentirnos que forman parte de un cuerpo cinematográfico.

El segundo motivo de alegría y ejemplo de respeto fue el tratamiento de los obituarios. Una partitura para chelo- y seguramente también otra circular-impidió el aplauso a los cineastas fallecidos más populares en detrimento de los técnicos anónimos- algo que sigue ocurriendo en los Oscar para bochorno del espectador-, y que aquí se sustituyó por un respetuoso silencio.

En este planeta de fórmulas te mueres con violonchelo- quizá porque suene como un ataúd cordado- y te premian con Freddy Mercury cantando We are the Champions- en los actos contraculturales como el fútbol, por supuesto-.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: