LOS CHICOS DE LA FOTO

Y es que hemos pasado largo tiempo, Iván Reguera y un servidor, realizando un documental sin financiación externa de ninguna clase. Un documental que no contará con los sucesivos fundidos que anuncian los logotipos oficiales, de tal o cual comunidad autónoma o ayuntamiento, o canal de televisión o derrama europea. Si acaso un logotipo del «Stop desahucios» y del «Gracias E-mule», por compromiso comprometido en ambos casos.

Con la paciencia y la perseverancia del paisano que, en sus horas libres y con sus propias manos levanta una catedral en mitad de la era; y con la ayuda de algunos tarados de mérito, hemos conseguido terminar el documental. Ello no indica ningún logro excepto el de finalizar, el de no flaquear en los momentos más duros y el de sobrevivir a las dificultades. Tanta obstinación, tanto derroche, han servido para presentar una conclusión y una meta más o menos rica, y más o menos torpe, pero con la honestidad debida a un suceso muy concreto de la historia del cine, que eso sí que es un merito objetivo cuando se habla del documental.

Por ahí quizá lleguemos a interesar a algún espectador; gracias a la atracción irresistible del conocimiento. Habrá seguro quien, como nosotros, hace tantos años como para ruborizarse, cenando pizza en el Pinocho, se preguntará de qué coño hablarían los mejores directores del cine clásico si los metieras en una casa a almorzar. Quizás se pegasen- en un preguntar- entre ellos, bien conocida su egomanía; quizá tuvieran las conversaciones más enriquecedoras de la historia: ¿Qué le diría Hitchcock a Billy Wilder? Estoy seguro de que no le llamó Dios. ¿Y John Ford….acaso te sentaste a su lado? ¿Se levantaría Luis Buñuel la falda a los postres?

Las incógnitas te erosionan el cerebro hasta dejarlo como un cerro de Monument Valley. Y no te queda más remedio que buscar, las respuestas y la forma de llegar hasta ellas aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías mínimas: mínimo presupuesto y equipo de mínimo tamaño; todo lo demás es enorme, desde la ambición de conocimiento hasta la pasión, el agradecimiento a los colaboradores  y, por fin, la satisfacción por haber terminado y concluir visionando el logro.

Podrán verlo en la pestaña de arriba «Documental los chicos de la foto». Que aproveche.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: