apuntes sobre nacionalismo (la teoría ibérica)

Los partidos nacionalistas exigen la separación de unas gentes que han convivido conjuntamente desde hace muchos siglos por naturaleza, debido a la naturaleza: la antigua Iberia es una península, casi una isla unida al continente por una pequeña fracción de terreno en la que, para colmo, se eleva una cordillera poco accesible.

Históricamente, nuestra geografía ha sido una barrera insalvable para invasores y para defensores; los pirineos han sido el límite de la expansión árabe, navarra, aragonesa, franca, visigoda y española. Nadie ha podido con los Pirineos, y eso ha producido que los diferentes pueblos, etnias y tribus no hayan tenido más remedio que corretear constantemente de arriba a abajo, mezclándose y unificándose, impelidos a desarrollarse más allá, y, de igual manera,  imposibilitados a conocer a nadie más. Iberia ha sido siempre una turbo mix retroalimentada. Ello nos ha aislado por una parte, dejándonos al margen de las grandes rutas del comercio y de las corrientes culturales (excepto en nuestra época de dominio europeo), y por otra habrá tenido alguna otra ventaja, imagino, en la cohesión que ha generado, aunque a algunos extrañe, en el país más antiguo de Europa.

La anomalía ha sido Portugal. Si revertimos las mociones de los nacionalistas nos encontramos conque Portugal y los portugueses…¿se diferencian tanto de nosotros? ¿Tiene algún sentido que estemos políticamente separados de Portugal en una península como la Ibérica? Consultados no hace mucho, los portugueses consideraban por mayoría que la unión con España sería positiva; no en forma de adhesión sino en forma federal, sin perder cada uno sus propiedades, quizá a lo Commonwelth. Pero, ¿Y si se restableciera Iberia como país, lo más parecido a la Hispania romana? ¿Acaso no sería la forma más natural de convivencia para los que vivimos en esta isla y que nos diferenciamos en tan escasas menudencias?

Portugal es un país extraordinario que desconocemos mucho, como ocurrirá con Cataluña en caso de independizarse con el paso de las generaciones. Los españoles irán a Cataluña a comprar sábanas, dirán que Barcelona es muy bonito y algunos veranearán en la Costa Brava, como pasa en Portugal con Lisboa y el Algarve. ¿De verdad que no podríamos construir algo mejor? La unión con Portugal nos da sentido a todos, cierra una herida de la península, borra la carga de prejuicios que rodean a España como país, y anula las mezquindades nacionalistas por una apertura común.

Vivimos tiempos de unión política, y así debe seguir siendo aún con el resbalón de la constitución europe. Debemos seguir acercándonos al final de las disputas territoriales que tanto daño han hecho. Iberia podría ser un primer paso del Sur-Europa que nos abrigue y nos haga conocernos y relacionarnos aún más, mucho más, y mejor.

Un comentario en “apuntes sobre nacionalismo (la teoría ibérica)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: