Aprende de Madrid

Reconozco mi ingenuidad. Estaba convencido de que en esta ocasión, para bien o para mal, Madrid iba a convertirse en sede olímpica en 2020. Confié en las complicaciones que podrían generar en el»movimiento olímpico» las polémicas que arrastraban las otras sedes presentadas.

¿Cómo es posible que una ciudad amenazada por una catástrofe nuclear, y otra en la que los jóvenes se reúnen a tirarse ladrillos en vez de hacer botellón nos superaran a las primeras de cambio? Exageramos los miedos del COI que, supongo, entenderán esas acciones como accidentales. En cambio….Madrid….¿Qué le pasaba a la candidatura?

Pues imagino que le ocurría todo lo que nos ocultaron. Para empezar, contar como una de nuestras grandes ventajas el hecho de tener construido el 80% de las estructuras. Ahí radica el mayor de los errores. Si hace cuatro años-la vez anterior que nos presentamos- ya teníamos también construido el 80% de las estructuras, significa que dentro de siete años esas estructuras ya tendrán diez; es decir, serán unas sedes del deporte antiguas. Una incógnita adivinar si serían capaces de adaptarse a las modernidades exigidas en 2020.

Nadie me había contado-me enteré durante la presentación de la candidatura española- que el presupuesto de Madrid era cinco veces inferior al de Estambul, y al loro, veinte veces inferior al de Tokio. Miles de millones de euros menos que Madrid no iba a gastar, al presentarse como la candidatura de «la racionalización del gasto». ¿Unos Juegos para pobres? ¿De qué me estás hablando? ¿Por que iban a elegir una candidatura con presupuesto tan bajo teniendo un país que te promete instalaciones nuevitas, espectaculares, y con certificación de tenerlas listas o el ingeniero jefe se raja el estómago? Tokio, y en menor grado Istambul, prometían suculenta pasta para todo y para «todos», y eso es muy tentador aunque tengas que llevarte los maletines con un contador geiger al lado.

Las casas de apuestas, lo más parecido al oráculo de Matrix, ya le negaban a la candidatura de Madrid el favoritismo antes de esta última reunión. Tampoco creían que los problemas de las otras sedes superaran los obstáculos de la nuestra, que aquí nos hemos aplicado en no querer ver. Y que conste que la exposición de la delegación española fue brillante, muy bien trabajada, pero todo venía lastrado por la estrategia del pasado. Los gobiernos de Gallardón y Espe fueron los ideólogos del plan «ponte a construir como loco antes de que nos den los juegos», lo que se ha demostrado una pésima estrategia. Madrid 2020 ha fracasado como el pinchazo total de la madre de las burbujas inmobiliarias.

Ahora Madrid debe bajarse de la burra olímpica. Ese 80% de las estructuras para 2024 tendrán quince años de antiguedad, la Caja Mágica será La Caja de Galletas. Dejémoslo, y ocupemos ese presupuesto olímpico en, por ejemplo, aumentar los carriles bici por el centro y disminuir el tráfico automovilístico.

Un comentario en “Aprende de Madrid”

  1. La zorra de la Botella se lanza a privatizar las canchas deportivas de barrio y los precios suben un 10%. 3 intentos para conseguir unas Olimpiadas pagando infraestructuras que se van a quedar como búnkeres de guerra y resulta que ahora las canchas deportivas de los barrios de Madrid no son SERVICIOS ESENCIALES. Madrid is faaaaaaaaaaaan!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: