Es que el talento…

El aplauso, la taquilla, la palmadita, el apretón y la mamada. Dejarse querer es humano, y siempre habrá quien se cante vanaglorias aunque corra en primer plano una cortina de modestia.

Respecto al cine español, tras la caída general de la intelectualidad en todos los frentes y la decadencia del autorismo como motor de ideas nuevas y roturas visuales académicas, sólo nos ha quedado la taquilla como referencia de calidad, o al menos, de efectividad. Parece que asistimos a la eclosión de una generación de realizadores que, a tanto repetirles que el cine español no da un duro, se han obsesionado por la pasta.

Hoy me encuentro con que el señor Bayona, director de El Orfanato, y el señor Cortés, director de Buried, comentan para la televisión sus experiencias. Especialmente el señor Bayona asegura que el que tiene talento funciona y el que no no, y con eso cierra taxativamente el debate  abierto por el reportero. El señor Bayona parece tener claro el suyo, su talento, refrendado por la taquilla, las taquilleras, y todos esos críticos de las estrellas cuyas críticas refrenda igualmente la taquilla, la taquillera, total, todos.

Si tener talento consiste en refreír unos clásicos de género en un pueblo costero español, con una ristra de sustillos eficaces y un requetegiro final con cabriola fashion de esos que están de moda; que si estoy muerto o que si no, mientras Geraldine Chaplin sustituye a Bill Murray no se sabe bien si en Los Cazafantasmas o en el día de la marmota, pues entonces, si eso es tener talento, ahí van otros que lo tienen también:

– Gore Verbinski, por The Ring.

– Christian Alvart, por Expediente 39 y Pandorum.

– Alice Abernathy, por Resident Evil.

-Olatunde Osunsanmi, por La Cuarta Fase.

– Eric Bress, por El efecto mariposa…

La lista de directores podría ser inmensa. Todos ellos con mucho «talento», han realizado películas, pero a ninguno le darán un premio ni estará siquiera nominado a nada que no sea un premio a la mejor taquilla del año o al mejor pixel especial. Sin embargo al señor Bayona casi le dan un Goya que le arrebataron cuando parecía favorito. Se lo dieron a un tipo raro que hizo La Soledad. Aún así, fue el mejor novel del año y mejor guión original, algo que en Estados Unidos equivaldría a darle el Oscar a los X men.

Cuidado. Mucho cuidado con el aplauso y la alabanza. Realizar producciones americanas encapsuladas y entretenidas da tanta entidad artística como la da gastronómica dirigir un Mc Donald´s.

3 opiniones en “Es que el talento…”

  1. Que no se te suba a la cabeza ni sirva para dar por hecho un talento vitalicio pero ¡Qué bien escribes! ¡Y qué razón tienes!
    A mitad de camino entre el redichismo y la coloquialidad. Un saludo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: