los jotaemejoteros

¿Hubo alguna vez veinte mil vírgenes?- se preguntaba Jardiel-. Pues yo hubiera jurado que no, al menos en Madrid; hasta ayer. Los “piligrinos” atestan la ciudad. Están por todos lados. Rebosan los Mc Donald,s y Burguer Kings. Miles de jovencitos. Cantando atenúan el calor parrillero y el revoltijo hormonal que llevan colgando como el original sacrificio de la carne y de la whooper.

Es verdaderamente espectacular verles circular por las grandes avenidas de Madrid, enarbolando decenas de banderas distintas. Intentan gastar todas sus energías en actividades limpias, ajenas al vicio, autosostenibles y cercanas a la verdura…¿Cómo lo consiguen? Admiro la capacidad de estos jovenzuelos para pasar su tiempo de forma tan virtuosa.

Han venido a una enorme acampada urbana. Mañana recordarán sus primeros piquitos madrileños, y qué suave mano gastaba aquella montenegrina. Y a la mañana siguiente al Retiro, a confesar express. Está bonito. De esto último que cuento, Benedicto ni idea.

En el fondo de la fiesta se celebra el orgullo de ser católico. Pueden rezar de día y de noche, a los cuatro vientos y públicamente; llevar estampitas gigantescas y guitarras canta versículos. Cojonudo.  Al fin y al cabo, que a día de hoy con un módulo GPS en nuestro Smartphone alguien crea que Dios es necesario me tiene perplejo.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: