noches famosas

La noche de San Bartolomé: Noche famosa en la que los burgueses franceses se dedicaron a descabezar durante días a todo hugonote que vieran por la “rue”. Los hugonotes eran una sociedad de mujeres velludas que se negaban a afeitarse el pelo de las piernas. Ocurrió en el siglo XVI, famoso por su renacimiento de las matanzas, como cualquier otro siglo por otra parte.

La noche de los cristales rotos: Reichspogromnacht. Pogromo realizado por el gobierno nazi contra los bienes y los cuerpos de los judíos austriacos y alemanes. Una minucia en comparación con la que tenían preparada Himmler y compañía.

La noche de la matanza de San Valentín (si es que fue de noche): Al Capone quería cepillarse a Bugs Moran, pero no lo consiguió porque el viejo Bugs fue a cortarse el pelo. La banda de Capone se cargó a siete de sus esbirros en un garaje. En memoria de esta efeméride, todos los catorce de febrero los enamorados se regalan metralletas y otras armas de asalto.

La noche de los cuchillos largos: Nacht der langen Messer, los alemanes de nuevo. A Hitler le hacían mucha más gracia las SS que las SA. Así que mandó a las SS que liquidaran a las SA para que quedaran en solitario las SL, o sociedades limitadas al poder de los arios.

La noche de los lápices: Serie de secuestros y torturas a estudiantes de secundaria ordenados por la dictadura militar argentina en 1976. Los estudiantes habían reclamado un descuento para su bonobus, una vindicación insoportable para cualquier dictadura como los vales descuento del supermercado o las rebajas de Enero. Pura conspiración.

La noche de los muertos vivientes: Película de George Romero en la que una gente que anda muy despacio y que parece haberse operado en una clínica de dermoestética entran vestidos en una tienda de Zara y se comen los higadillos de los de guardarropía.

Fiebre del sábado noche: Matanza realizada por tres chicos con voz de falsete a toda una generación de jóvenes melómanos.

La noche de los muebles vivientes: Pelea entre vecinos del barrio por quién se lleva los muebles viejos que tiran a la basura. Mientras los paisanos pelean, suele aparecer una furgoneta de gitanos que lo esquilma todo.

¡Jo, qué noche!: Película de un «genio comprendido» llamado Scorsesse. Trata de un tipo un tanto pringadillo que se pasa toda una noche de acá para allá leyendo novelas de Henry Miller.

Luego, claro, están las noches almibaradas; las noches fastuosas; las noches impregnadas de bucolismo y alcohol… Muy bien. Pero no sé por qué razón, estas noches no han tenido tanto predicamento.

 

Un comentario en “noches famosas”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

REVOULOIR

El blog de Juan José Aparicio

Tejiendo el mundo

Tantas cosas por contar y tan solo una vida para hacerlo

A %d blogueros les gusta esto: